La alumna

Era mi primer día de clases como profesor de un conocido instituto de Publicidad el que años atrás me preparó como Publicista y que esta vez me daba la oportunidad de dictar el curso de creatividad publicitaria.

Mi material estaba listo y mi clase preparada para enfrentar este nuevo reto como docente cuando me encuentro frente a veintitantos chiquillos alborotados que me recibían con el más mínimo interés e indiferencia. Con el afán de lograr silencio absoluto, en lugar de hacerlos callar decido al igual que un antiguo profesor de mi universidad, tomar lista casi silenciosamente. Poco a poco logré su absoluta atención lo que me dio la tranquilidad para iniciar mi primer día de clases.

Dictar el curso de creatividad es para muchos algo impensable puesto que no se puede enseñar, solo estimular. Sin embargo existen técnicas para producir ideas que estaba dispuesto a compartir con mis nuevos alumnos.

Para romper el hielo, decidí pedirles que me contaran tres cosas que más les gustaban o que menos les gustaban. La idea era recibir respuestas fuera de lo común para iniciar el tema de mi clase que consistía en que la publicidad debe ser atrevida, distinta,única, con personalidad y nunca convencional para así llamar la atención. Sin embargo las respuestas fueron casi las mismas.

A ver Gonzales tres cosas que menos te gusten

La mentira, la hipocresía y la maldad – respondió.

Y tú Jiménez, tres cosas que más te gusten pregunté.

El amor, la sinceridad y la honestidad

Todas las respuestas parecían ser las de candidatas a miss mundo por lo trilladas y poco originales, hasta que le tocó el turno a Arteaga, una alumna que vestía igual que Punky Bruster con su pañuelo en la frente, llena de colores y pulseras, y de enormes y pícaros ojos verdes .

A ver Fabiola, tres cosas que más te gusten– dije.

Cuando luego de pararse coquetamente con un pie sobre la carpeta respondió con gran desparpajo:

Tus ojos

Un silencio seguido de una carcajada general ovacionada con palmas de todo el salón premiaban su frescura y por qué no su atrevida creatividad, mientras el color rojo invadía rápidamente mi rostro ante las risas de todo el salón. Segundos eternos pasaron mientras preparaba mi respuesta ante tamaño atrevimiento.

Tomando aire y mirándola fijamente a los ojos le dije:

Ok, te pregunté por las tres cosas que más te gustan, va una, faltan dos.

Otro estallido de risas y aplausos me devolvió el color al rostro sin que pudiera ella replicar mi afortunada salida, mientras que todos reíamos en el que fue el inicio de clases más bochornoso pero divertido de toda mi historia como profesor.

Demás está decir que nunca más volví  a preguntar lo mismo en ninguna otra  de mis clases y que esa chiquilla atrevida  es una de las mejores exponentes del stand up Comedy en el Perú.

Hoy con mucho orgullo recuerdo a Fabiola como mi alumna preferida y sobre todo, la más atrevida, como sus extraordinarios shows.

5 thoughts on “La alumna

  1. Esa alumna soy yo!
    Gracias Cris por tenereme en tus lindos recuerdos. Me emociono mucho leer esto!!!! lo maximo!
    ves ? todo anda igual. Yo sigo haciendo reir ytu sigues teniendo ojos muy lindos. Tequieromucho amigo del alma!
    Fa
    TLT

  2. La creatividad en la docencia. Muy buena “profe”. Y Fabiola, realmente una alumna atrevida, simpática, original y llena de vida. Imposible de olvidar. Un abrazo a ambos.

  3. chris, lo máximo, siempre recordaré los buenos momentos…y sobretodo recordaré la calidadde profe que eres. te admiro mucho y te quiero en cantidad industrial. muakkk!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To use reCAPTCHA you must get an API key from http://recaptcha.net/api/getkey