La ley de Murphy

la_ley_de_murphy

 

Sin importar la composición exacta y el origen de esta ley, su espíritu conlleva el principio de diseño defensivo; el anticipar los errores que el usuario probablemente cometerá:

Estás en una ola, vas a meterte al tubo y zas! se te enreda la pita y caes de cara al agua.

Te dejan solo con el amor de tu vida, te acercas románticamente, vas a besarla por primera vez y achú! un estornudo te aleja de ella junto con tus gérmenes.

El tráfico es caótico, tienes que estacionarte para llegar a tu reunión, encuentras el sitio perfecto, vas a cuadrarte y rum! se estaciona otro auto en tu lugar.

Juega Perú, está ganando, su toque es exquisito, falta un minuto para que acabe el partido… y ya sabemos lo que siempre pasa.

Empatar o peor aún, perder al último minuto es también casi una ley para nuestra selección y aunque Murphy no tiene nada que ver, siempre está presente esa maldita probabilidad, como esa tostada que cae al suelo por el lado de la mantequilla.

Mala suerte dicen unos,  falta de maña dicen otros.

Lo cierto es que más recuerdo las veces que nuestra selección perdió el partido con un gol de último minuto como la gente tiende a recordar más vívidamente las veces en que cayó el pan con el lado de la mantequilla hacia el suelo, puesto que si cayera con la mantequilla hacia arriba tendría menos consecuencias.

Lo mismo pasará con nuestra selección cada vez que juegue.

Siempre estará latente esa triste posibilidad, pero de igual forma, también vivirá la esperanza de revertir este final nada feliz al que nos tiene acostumbrado el equipo peruano.

Aunque existe una ley física para el hecho de que efectivamente la tostada tiene mayor probabilidad de caer del lado de la mantequilla de igual forma debe existir un razón por la cual siempre nos sorprenden con el tristemente celebre gol de último minuto.

Mientras tanto, y hasta que asome la respuesta, solo nos queda seguir alentando a nuestra selección y esperar que este Jueves las leyes no se cumplan.

Las de Murphy por supuesto.

Arriba Perú CARAJO.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *