Viaje a Hawaii

COOK

 

Me sentía como el capitán Cook.

Ese gran explorador inglés que llegó hasta las islas de Hawaii en 1778 para descubrir sus maravillosas playas pero que posteriormente fuera asesinado por los nativos de ese lugar.

Al igual que el capitán, mi espíritu explorador me llevó hasta la maravillosa isla de Oahu para cumplir uno de mis tantos sueños: Correr Sunset Beach.

Después de entrenar durante algunos meses corriendo Peñascal, Punta Rocas y otras playas, me sentía preparado para enfrentar una de las mejores olas del Planeta.

Luego de llegar a la isla con gran ilusión y esperar que las condiciones del mar sean las mejores, ingresé a Sunset.

Al llegar al point, no podía creer lo que veía. Olas de más de tres metros me recibían junto a decenas de hawaianos furiosos y celosos por sus olas.

crowded-spots

En pocos minutos conté alrededor de 150 personas ubicadas en la rompiente. Un cardumen humano que hacía imposible correr sin pasar por encima de alguno de los tantos surfers que se ubicaban delante de mí para impedir que cogiera ni una sola ola.

Muerta mi ilusión -al igual que el capitán- decido salir a la orilla, cuando me cruzo con un peruano que tampoco había podido correr ninguna ola:

-Jodido ¿no? 

-Así son los Hawaianos con los extranjeros.

-Y eso que has tenido suerte de que no te busquen bronca en el agua. Si quieres correr, debes buscar otras playas menos famosas que Sunset, Waimea o Pipepline

Desilusionado aún, no tomé importancia a su comentario mientras remaba muerto en vida hacia la orilla.

Una vez en la playa, nuevamente se me acerca el peruano:

-Tranquilo, así pasa, ya tendrás tu oportunidad.

-Te recomiendo que corras KAMIS. Las olas son igual de buenas pero sin tanta gente en el agua…

Y así fue.

Al día siguiente me encontraba en KAMIS  -al costado de Sunset- con mucho menos personas en el point disfrutando de olas maravillosas que resucitaron mis ganas de correr. Olas y tubos perfectos que saciaron mis ganas por completo durante horas.

Al llegar a Lima- luego de esta gran experiencia- me encuentro con un amigo que también pasó por lo mismo que yo estando en Hawaii, y que coincidentemente tampoco pudo correr en Sunset por la cantidad de gente, optando igualmente por correr al costado, en Kamis.

Qué buenas olas ¿no?  

-Sí, buenazas y sobretodo con poca gente en el agua. Le respondo también emocionado.

Luego de una sonrisa de medio lado mi amigo me pregunta:

-¿Sabes por qué  hay poca gente en Kamis?

-No, le respondo intrigado.

-Kamis es la abreviación de “KAMIKAZE” y está llena de Tiburones…

Glup! (nudo en mi garganta)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *